Periquitos gordos y obesos 2020


Los coloridos y sociables periquitos australianos se han amoldado realmente bien a nuestros hogares desde su lejano hábitat de origen. La vida en cautividad tiene ciertas ventajas para estas aves, como una longevidad extra, y tener garantizada el alimento…, ¡aun demasiada!

Como ocurre con todos y cada uno de los animales de compañía, su situación acomodada en lo que se refiere al comestible se refiere puede traerle algún inconveniente inopinado.

Por este motivo, te doy la idea en este artículo sobre obesidad en periquitos australianos unas pautas para procurar evitarla y te notifica de las consecuencias que puede provocar esta concición, como las diferentes nosologías que pueden derivar de ella.

Por que un periquito se vuelve obeso

Es posible que la obesidad no sea en sí una enfermedad, mas da pie a que se desarrollen demasiadas nosologías, con lo que podríamos definirla como una causa predisponente a padecer múltiples perturbaciones.

Cuando hay un exceso calorífico en la ingesta diaria, y una quema deficiente de la energía que se consume, el cómputo final es positivo y nuestro periquito empieza a engordar sin que apenas nos demos cuenta. El plumaje puede hacernos dudar sobre la condición anatómico, mas cuando nuestro periquito semeja «eternamente embolado», es que le sobran bastantes gramos.

Exceso de energía a nuestro periquito

Los regímenes a base de mezcla de semillas tienen un riesgo, y es la capacidad de elegir. En esas mezclas encontraremos componente muy grasos y apetecibles que van a ser devorados los primeros, como semillas de colza o bien pipas de girasol.

Acostumbramos a cometer, además de esto, el fallo de suplementar de forma extra a animales que no lo precisan, como continuar dando pasta de cría a periquitos a los que no les hace falta, pues les chifla.

Les damos premios como barras con miel, galletas o bien pan con demasiada frecuencia, o bien optamos por los piensos comerciales para aves, mas sin valorar. La tendencia a pensar que las aves se autorregulan, y a que sus comederos siempre y en todo momento tengan mezcla de semillas, contribuye aún más a este exceso de oferta y coherente obesidad en periquitos.

Falta de ejercicio

Todo lo precedente se ve agravado por el sedentarismo de nuestros periquitos, que raras veces van a salir de su jaula, o bien si lo hacen, va a ser para un corto vuelo por la habitación.

En condiciones normales, las aves precisan mucha energía para ponerse en marcha y volar notables distancias, mas nuestros periquitos se restringen a saltar de una percha a otra, y las calorías que sobran tras cubrir la demanda del metabolismo para mantenimiento se amontonan en forma de grasa.

Ok y que hago para corregir este problema con mis periquitos

La dieta variada ha de ser asimismo medida. La fruta y verdura que se les ofrezca debería tener unos días establecidos y unas horas, como las semillas o bien pienso.

Por poner un ejemplo, la mezcla de semillas un corto periodo de tiempo por la mañana y de noche, y los días establecidos (lunes, miércoles, viernes…), la fruta y verdura a mediodía, rotando lo que se le ofrezca: lunes manzana, miércoles espinaca…. Se debe retirar al cabo del rato para eludir que manchen los comestibles si tenemos pensado regresar a ofrecérselos algo después. En el artículo pertinente sobre «Fruta y verdura para periquitos» se puede ampliar esta información.

Si nuestros periquitos australianos tienen un voladero en un patio, lo vamos a tener más simple, puesto que van a poder gastar ciertas calorías en algún desplazamiento corto. Y si además de esto enriquecemos su entorno con más juguetes, columpios, espéculos que favorezcan la interacción, y leños o bien perchas extra a los que escalar, consumirán energía mientras que su calidad de vida mejora sensiblemente.

En caso contrario, vamos a poder decantarse por una jaula más extensa (se aconseja visitar el artículo de ExpertoAnimal sobre «Géneros de jaulas para periquitos»), y con múltiples alturas.

Los suplmenetos vitamínicos o bien minerales muy de tendencia conforme las temporadas no son verdaderamente precisos en aves con una dieta variada y mantenidos como animales de compañía, con lo que es mejor prescindir de ellos mientras que tratamos de bajar de peso a nuestro periquito.

Los premios como galletas o bien hidratos de carbono por norma general, han de ser suprimidos. Si bien sabemos que a todos y cada uno de los dueños de periquitos nos ha hecho ilusión compartir un pedazo de magdalena con ellos, ¡ni la precisan, ni les resulta conveniente!

Volver a la pagina principal