Cómo hacer un nido casero para periquitos australianos

Nido de periquitos australianos

Un nido casero también es una buena alternativa para los criadores de periquitos. De esta manera se pueden hacer nidos adaptados a las jaulas, en lugar de comprar uno que después no tenga el tamaño adecuado.

Los periquitos australianos, al ser aves mayormente de crianza doméstica, se les debe proporcionar un nido adecuado para el mantenimiento de sus crías. Es indispensable que puedan incubar los huevos y proteger a sus crías en sus primeras semanas de vida en un espacio ideal.

No es difícil hacer un nido para estos periquitos, solo debes estar atento a las necesidades de estos amiguitos para fabricar un nido funcional.

¿Cómo hacer un nido casero para los periquitos australianos?

El nido casero debe ser rectangular y con suficiente espacio, pues, estos pequeños suelen poner al menos 5 huevos, así que debe ser bastante cómodo. Lo mejor es que sea de madera y que no tenga astillas o clavos que puedan maltratar a las aves.

Si te has planteado hacer tú mismo el nido para tus periquitos, entonces asegúrate de lijar primero las maderas para evitar inconvenientes.

¿Qué necesitas?

  • Usa seis piezas de madera contrachapada de 1,5 a 2 cm de grosor como mínimo.
  • Cuatro de las piezas deben ser de 35,5 cm x 30,5 cm y las otras dos de 35,5 cm x 35,5 cm. En total son como unos 8,40 metros cuadrados de madera.
  • Una herramienta con la que puedas hacer orificios o cortes rotativos. También usa lo que consideres necesario para medir y ensamblar la caja, como martillos y clavos. (el nido).
  • Plumas, paja o viruta de madera.

Ahora simplemente arma la caja con las 4 piezas que servirán de paredes del nido y las de 35,5cm x 35,5 cm como el techo y parte inferior.

Recuerda que a una de las paredes deberás abrirle un círculo de unos 2,5 cm de diámetro, con una circunferencia de circunferencia de 7,62 cm. Esta será la parte frontal del nido y deberá hacerse en la parte más inferior de la madera para que los periquitos entren u salgan con facilidad. Si lo haces a la mitad, entonces deberás pegar una base (plana o en forma de tubo) para que los periquitos puedan posar y entrar o salir más fácilmente.

Una vez hayas construido el nido, lo mejor será colocar dentro las plumas, paja o el material que hayas seleccionado para simular un nido natural. Esto les hará más espontáneo el uso del nido, pues, se parecerá mucho a uno hecho por ellos mismos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*