Etapas del crecimiento de los periquitos

Cría de periquito australiano

Los periquitos australianos, al igual que todos los animales, tienen un desarrollo similar entre cada miembro de su especie. Es por eso que ha sido posible conoce los días exactos donde comienzan a sumar características propias de estas aves.

A continuación, veremos un resumen del proceso de desarrollo que experimentan estos periquitos desde el momento en que salen de su madre hasta que alcanzan su etapa de adultez.

Incubación

Los periquitos hembra ponen alrededor de cinco huevos y cada uno de ellos es protegido por ambos padres hasta el día en que se rompan.

Un periquito tarda 18 días en salir del huevo, es decir, este es el tiempo de incubación por parte de la hembra. Desde que pone el primer huevo lo incuba y así lo hará con el resto, así que el nacimiento de sus crías variará.

Una vez fuera del huevo se pueden notar sus características, aunque todavía carece de alas, no pueden ver aunque abran los ojos (algo que ocurre días después), tienen los ojos cerrados y no pueden mantenerse erguidos. Las crías tienen un peso de 1.98 gramos al nacer.

Ambos padres estarán al pendiente de su alimentación y cuidado hasta que su desarrollo esté completado, no solo la madre los alimenta, eventualmente el padre también.

Desarrollo y plumaje de los periquitos

Durante la primera semana las crías comenzarán a hacerse más fuertes. Ya les será posible digerir comida un poco más dura, subirán de peso y abrirán los ojos. Es en día 7 cuando comienzan a aparecer las plumas de vuelo, y ya para el día 11 les crecen muchos de sus plumones.

Su plumaje es más brilloso y algunos estarán más activos que sus padres.

Adultez

Una cría ya parece completamente adulta a las siete semanas de su nacimiento. Es allí cuando salen del nido y dejan de depender completamente de sus padres.

A este punto, los periquitos australianos ya no necesitan del calor de su madre y alcanzan el peso necesario para valerse por sí mismos, unos 49,61 gramos. Es posible que los padres sigan alimentándolos ocasionalmente, pero esto ya no es obligatorio o completamente necesario. Cuando alcancen la cumbre de su adultez dejarán de ser tomados en cuenta por sus padres para esta tarea.

Si tienes periquitos que han puesto huevos, y crees que no han cumplido con su desarrollo recientemente, lo mejor será consultar con un médico veterinario para descartar alguna enfermedad.

Recuerda que por nada del mundo debes tocar los huevos, esto causará que sus padres no sientan deseos de protegerlos. Debes procurar que tanto madres como crías tengan cierta “privacidad”.

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*