Jaulas para periquitos australianos

Los periquitos australianos son compañeros amigables y divertidos, pero mantener a tu mascota feliz puede llevar algo de trabajo. Proporcionar un hogar adecuado para tu periquito es importante tanto para su felicidad como para su seguridad. Para alojar mejor a tu periquito, asegurate de proporcionarle una jaula grande y segura equipada con comida, agua, juguetes y una variedad de perchas. No te olvides de darles un espacio de juego lleno de juguetes y libre de peligros para que vuelen y pasen tiempo fuera de su jaula.

Elige una jaula grande

Los periquitos son aves activas, por lo que necesitan una jaula grande en la que puedan moverse. El tamaño mínimo de la jaula para un solo perico debe ser de 18″ de ancho x 14″ de profundidad x 22″ de alto (46 x 46 x 56 cm). Sin embargo, por lo general es mejor comprar la jaula más grande que tu puedas tener en tu casa y que la misma tenga barras de seguridad para tu pájaro.

Si tienes dos pericos, duplica el tamaño mínimo de la jaula. Cuantas más aves tengas, más espacio necesitarás.

Comprueba que las barras de la jaula estén bien espaciadas

Las barras de tu jaula deben estar lo suficientemente cerca como para que tu periquito no pueda atravesarlas con la cabeza. Busca barras que estén separadas media pulgada (1.27 cm) o menos para la seguridad de tu periquito.
También debes buscar una jaula que tenga al menos un lado con barras horizontales para que tu periquito pueda subir y bajar por ellas.

Compra una una jaula hecha de materiales seguros

A los pericos les gusta masticar sus jaulas, por lo que es importante que se utilice una con materiales seguros. Las jaulas pintadas deben estar libres de plomo y zinc, y la jaula no debe tener bordes afilados. Si es posible, busca una jaula que sea 100% de acero inoxidable, ya que estas son duraderos y seguras para los pericos. De lo contrario, busca un alambre pesado que tu periquito no pueda doblar.
Evita las jaulas con puertas corredizas, ya que los pericos pueden quedar atrapados en ellas cuando intenten salir de su jaula.

Escoge una jaula rectangular

Las jaulas tipo domo pueden ser bonitas, pero a los pericos les gusta descansar en las esquinas. Algunas jaulas, como la de palacio o la de casa, tienen esquinas, pero aún así pueden restringir el movimiento de tu periquito. Busca una jaula cuadrada o rectangular para la comodidad y seguridad de tu periquito.

Coloca la jaula en una habitación cálida y activa

Al decidir en qué lugar de tu casa debe vivir tu periquito, recuerda dos cosas: les gusta la compañía y no pueden manejar los rápidos cambios de temperatura. Mantén tu periquito en un lugar donde la gente pueda ver e interactuar con él, como la sala de estar, pero manténlo alejado de ventanas y respiraderos, ya que a los periquitos les gustan las habitaciones con mucha luz, pero pueden calentarse o enfriarse con facilidad.

Sin embargo, evita poner a tu periquito en la cocina, ya que los vapores y las superficies calientes pueden ser inseguros.
Las jaulas tampoco deberían estar en el suelo. Busca un lugar seguro y elevado para colocar la jaula, como una mesa, o considera conseguir un soporte sólo para la casa de tu periquito.

Elige un área fácil de limpiar para poner tu jaula

Vas a tener que cambiar los forros de la jaula todos los días. Tu periquito también va a tener comida, agua, e incluso excrementos en el área alrededor de la jaula. Busca un área que sea fácil de limpiar, como un piso de baldosas, o compra un revestimiento de alfombra para proteger el piso debajo de la jaula.
Esto es importante para ti y para tu periquito, ya que los excrementos y las áreas húmedas pueden estimular las bacterias que podrían enfermarte a ti y a tu ave.

Add Comment