La reproducción de los periquitos australianos

Cuando la primavera está en el aire, también es el momento para que los periquitos comiencen a aparearse. Mientras que tus aves pueden mostrar comportamiento reproductivo en otras épocas del año, la primavera es generalmente cuando las hormonas están en su apogeo y el apareamiento es más probable que resulte en polluelos sanos. Para fomentar la reproducción, coloca cajas nido en la jaula de la pareja de pericos.

Madurez sexual

La edad a la que los pericos alcanzan la madurez sexual depende de la especie. El periquito medio, o periquito, alcanza la madurez sexual entre los 3 y 5 meses de edad, pero en realidad es demasiado joven para la reproducción. Espera hasta que tu ave cumpla por lo menos 10 meses de edad si estás planeando criar periquitos. Si no estás seguro de si tu periquito es macho o hembra, mira las ceras, la piel por encima del pico que incluye las fosas nasales. En los machos, la cera es azul o púrpura, mientras que en las hembras es de un tono marrón. Lo mismo ocurre con los pies, azules o masculinos, marrones o rosados en el caso de las hembras.

Comportamiento de apareamiento

Proporciona a tu pareja de cría la jaula más grande posible. Déjalos en paz tanto como sea posible. El apareamiento real dura un tiempo muy corto, pero se puede observar el comportamiento que conduce a él. Los pájaros se posan uno al lado del otro, con algunos » silbidos y arrullos «. La hembra puede levantar la cola o regurgitar el alimento en el macho, la forma en que un periquito muestra afecto. El macho podría empezar a alimentar a la hembra.

Puesta de huevos y polluelos

Poco después del apareamiento, las aves suelen poner entre cuatro y seis huevos, poniendo uno nuevo cada dos días durante una semana o más. Los periquitos hembras se sientan en los huevos durante 18 días antes de que los polluelos eclosionen. Totalmente indefensos, desnudos y ciegos cuando emergen, ambos padres cuidan de los polluelos durante sus primeras tres semanas de vida. Después de aproximadamente 24 días, los polluelos abandonan el nido y pueden comer por su cuenta. Pueden ser retirados de la jaula familiar cuando tienen aproximadamente 1 mes de edad.

Desalentar la cría

Si tu tienes un periquito macho y hembra y no quieres que se reproduzcan, tomar algunas medidas sencillas puede eliminar las posibilidades de apareamiento. La manera más fácil de desalentar la reproducción es mantenerlos en jaulas separadas. Sin embargo, esto no necesariamente detiene el comportamiento reproductivo, que todavía ocurre en aves alojadas solas. La esterilización y castración de las aves rara vez se realiza debido a complicaciones fatales, pero existen otras opciones. Si tu mascota escupe comida, levanta la cola o te frota la ventilación, métela de nuevo en la jaula para que sepa que ha terminado el «tiempo de juego». Si la ves frotando contra juguetes o espejos en su jaula, estos deben ser removidos temporalmente. Cubre la jaula de tu pájaro a las 6 p.m., para que la luz artificial no engañe a su cuerpo haciéndole creer que es temporada de cría.

Enfermedades que padecen los periquitos australianos

Los periquitos, como cualquier otro tipo de mascota, pueden tener numerosos problemas médicos. Los problemas de salud de un periquito van desde simples lesiones hasta complicadas infecciones virales. Los parásitos, las enfermedades y las toxinas pueden llevar a una variedad de dolencias en los pericos, pero a menudo una nutrición inadecuada es la causa predominante de la mayoría de los problemas.

Reconocer los problemas médicos

¿Cómo sabes que tu periquito tiene un problema médico? Aparte de las lesiones traumáticas obvias, los pericos exhibirán una serie de signos físicos que a menudo son evidentes para los propietarios. Debido a que los pericos son muy activos y las aves ruidosas, la disminución de la actividad y la reducción de la charla pueden indicar posibles problemas médicos. Algunos síntomas físicos de problemas médicos incluyen rascarse excesivamente, pérdida de plumas, estornudos, diarrea, vómitos, plumas esponjosas, disminución del apetito y pérdida de peso. Lleva a tu periquito a ver a un veterinario para que te diagnostique y trate adecuadamente todos los problemas médicos.

Mala nutrición

Los pericos no pueden vivir sólo de semillas de pájaros. Los gránulos de comida, complementados con frutas y verduras, son los mejores. Muchas dietas de semillas no tienen suficiente vitamina A, minerales o proteínas, y los pericos desarrollan deficiencias nutricionales que requieren atención veterinaria. La vitamina A es necesaria para la visión, los glóbulos rojos y un sistema inmunológico sano, mientras que el calcio y el fósforo mantienen los huesos sanos. Mantener el sistema inmunológico de tu periquito funcionando adecuadamente con una dieta balanceada ayuda a tu ave a evitar problemas médicos.

Lesiones y toxinas

Como los pericos son criaturas curiosas, tienden a entrar en lugares a los que no pertenecen. Tal investigación puede resultar en lesiones corporales, envenenamiento y trastornos digestivos. Los pericos pueden comer cosas pequeñas, como píldoras recetadas, veneno para roedores, comida para plantas y sal. El envenenamiento tóxico por estos artículos lleva a problemas médicos como vómitos, diarrea, convulsiones, dificultad para respirar y muerte. Ciertas plantas pueden ser venenosas, así como vapores de utensilios de cocina antiadherentes, ambientadores, tabaco, pintura y productos de limpieza.

Enfermedades

Las enfermedades causan una variedad de problemas médicos a los pericos. Una enfermedad bacteriana llamada chlamydia psittaci se propaga entre las aves y puede ser contagiosa para los seres humanos. Causa problemas médicos respiratorios. Los virus, como el virus del pico y las plumas, el poliomavirus aviar o la influenza aviar, causan problemas médicos como plumas anormales, diarrea y neumonía. La desnutrición y la higiene deficiente dan al hongo aspergillus la oportunidad de invadir la cavidad nasal del periquito, lo que causa hinchazón de los senos paranasales y congestión.

Parásitos

Los parásitos, tanto internos como externos, causan numerosos problemas médicos a los pericos. Los parásitos protozoarios, como las tricomonas, pueden invadir la garganta de un periquito y causar problemas médicos, como tos, estornudos y falta de apetito. Los ácaros o piojos externos causan picor, pérdida de plumas, costras en la piel y a veces anemia. Los pericos con gusanos intestinales como los gusanos redondos, gusanos de pelo o gusanos de hilo a menudo tienen pérdida de peso, depresión y mala salud en general.

Jaulas para periquitos australianos

Los periquitos australianos son compañeros amigables y divertidos, pero mantener a tu mascota feliz puede llevar algo de trabajo. Proporcionar un hogar adecuado para tu periquito es importante tanto para su felicidad como para su seguridad. Para alojar mejor a tu periquito, asegurate de proporcionarle una jaula grande y segura equipada con comida, agua, juguetes y una variedad de perchas. No te olvides de darles un espacio de juego lleno de juguetes y libre de peligros para que vuelen y pasen tiempo fuera de su jaula.

Elige una jaula grande

Los periquitos son aves activas, por lo que necesitan una jaula grande en la que puedan moverse. El tamaño mínimo de la jaula para un solo perico debe ser de 18″ de ancho x 14″ de profundidad x 22″ de alto (46 x 46 x 56 cm). Sin embargo, por lo general es mejor comprar la jaula más grande que tu puedas tener en tu casa y que la misma tenga barras de seguridad para tu pájaro.

Si tienes dos pericos, duplica el tamaño mínimo de la jaula. Cuantas más aves tengas, más espacio necesitarás.

Comprueba que las barras de la jaula estén bien espaciadas

Las barras de tu jaula deben estar lo suficientemente cerca como para que tu periquito no pueda atravesarlas con la cabeza. Busca barras que estén separadas media pulgada (1.27 cm) o menos para la seguridad de tu periquito.
También debes buscar una jaula que tenga al menos un lado con barras horizontales para que tu periquito pueda subir y bajar por ellas.

Compra una una jaula hecha de materiales seguros

A los pericos les gusta masticar sus jaulas, por lo que es importante que se utilice una con materiales seguros. Las jaulas pintadas deben estar libres de plomo y zinc, y la jaula no debe tener bordes afilados. Si es posible, busca una jaula que sea 100% de acero inoxidable, ya que estas son duraderos y seguras para los pericos. De lo contrario, busca un alambre pesado que tu periquito no pueda doblar.
Evita las jaulas con puertas corredizas, ya que los pericos pueden quedar atrapados en ellas cuando intenten salir de su jaula.

Escoge una jaula rectangular

Las jaulas tipo domo pueden ser bonitas, pero a los pericos les gusta descansar en las esquinas. Algunas jaulas, como la de palacio o la de casa, tienen esquinas, pero aún así pueden restringir el movimiento de tu periquito. Busca una jaula cuadrada o rectangular para la comodidad y seguridad de tu periquito.

Coloca la jaula en una habitación cálida y activa

Al decidir en qué lugar de tu casa debe vivir tu periquito, recuerda dos cosas: les gusta la compañía y no pueden manejar los rápidos cambios de temperatura. Mantén tu periquito en un lugar donde la gente pueda ver e interactuar con él, como la sala de estar, pero manténlo alejado de ventanas y respiraderos, ya que a los periquitos les gustan las habitaciones con mucha luz, pero pueden calentarse o enfriarse con facilidad.

Sin embargo, evita poner a tu periquito en la cocina, ya que los vapores y las superficies calientes pueden ser inseguros.
Las jaulas tampoco deberían estar en el suelo. Busca un lugar seguro y elevado para colocar la jaula, como una mesa, o considera conseguir un soporte sólo para la casa de tu periquito.

Elige un área fácil de limpiar para poner tu jaula

Vas a tener que cambiar los forros de la jaula todos los días. Tu periquito también va a tener comida, agua, e incluso excrementos en el área alrededor de la jaula. Busca un área que sea fácil de limpiar, como un piso de baldosas, o compra un revestimiento de alfombra para proteger el piso debajo de la jaula.
Esto es importante para ti y para tu periquito, ya que los excrementos y las áreas húmedas pueden estimular las bacterias que podrían enfermarte a ti y a tu ave.

Cuidados de bebés o crías de periquitos australianos

Si tienes un perico australiano recién nacido, tendrás la posibilidad de asistirlo a realizarse de forma saludable y feliz si le prestas atención y le brindas un ámbito correcto. Deja que los padres cuiden al polluelo en las primeras semanas, pero ayúdalos y corrobora todo. Cuando el polluelo comience a escapar del nido, tendrás la posibilidad de hacer más simple el desarrollo de destete. Cuando el polluelo esté listo, tendrás la posibilidad de retirarlo de la caja de hacer nido.

Ofrece el más destacable ambiente

Deja que los padres se encarguen

Deja que los padres cuiden a los bebés. Si tienes un perico australiano recién nacido que has obtenido al reproducir unos cuantos pericos australianos en el hogar, es fundamental que dejes que los padres se encarguen de la más grande parte del tema de cuidado. Deberás contribuir a los padres a proteger al polluelo para hacer el más destacable ámbito viable en el que el periquito logre realizarse. Los padres son los reales profesionales, por lo cual vas a tener que dejar que se hagan cargo del trabajo. Sin embargo, siempre tienes que controlar el avance del polluelo.

Trata de tocar a los polluelos lo menos viable, en especial a lo largo de las primeras semanas. El polluelo va a ser increíblemente frágil y va a tener un cuello extenso que todavía no va a poder brindarle el sustento correcto a su cabeza. Ten bastante precaución y muévete con lentitud cuando la toques.

Brinda un lugar de vida ideal

Ofrece una caja de hacer nido seca, oscura y cálida. Los polluelos nacen ciegos y sin plumas, por lo cual son muy sensibles a los componentes ambientales, como la luz, el calor, el frío y la humedad. Estos tienen que mantenerse en la caja de hacer nido a lo largo de las primeras semanas, de esta forma van a poder realizarse en un sector de máximo cuidado. Cerciórate de que la caja esté alejada de toda luz directa. Debe existir una aceptable circulación de aire, pero la caja debe estar cálida y aislada de toda corriente de aire, frío o humedad. Una caja de madera con varios trozos de papel dentro suyo va a ser una aceptable caja de hacer nido. Los padres construirán el nido, pero si tiene un espacio cerrado y seguro (como una caja de madera), esto puede ser de herramienta para hacerlos sentir seguros.

Las cajas de cartón acostumbran considerarse muy frágiles, y se eligen las de madera. Debe haber un espacio bastante grande como para que las aves se muevan en la caja, pero debe ser lo bastante chiquita como para que se sienta como un espacio cerrado y seguro. Coloca la caja en la jaula, pero jura no entorpecer bastante. Deja que los padres ordenen el nido.

Colores de los periquitos australianos

Hay numerosas especies de periquitos australianos que se tienen la posibilidad de hallar con criadores de básicamente todo el planeta. Es imposible comentar en esta situación de tipos de razas, dado que la exclusiva diferencia entre todas las clases o variedades de periquitos australianos es el color de su plumaje y el dibujo. Todos tienen el mismo tamaño, accionar, nutrición y necesitan los mismos cuidados. Solo tienes que escoger la diversidad cromática que más te agrade.

Líneas de color

En los periquitos australianos hay dos líneas de color de las que divergen todas las variedades, la verde y la azul. Cuando hablamos de los periquitos verdes, aquí entran las variedades que a la vista se aprecian en colores verdes y amarillos, cuando hablamos de la línea azul, entran en esta clasificación los periquitos de colores azules y blancos, los periquitos conocidos como rostrales forman parte a la línea azul. La genética en las líneas de color es dominante para la verde y recesiva para la azul.

Componentes de oscuridad

Los componentes de oscuridad pueden estar presentes ya sea en un aspecto, en dos aspectos o en tres aspectos, esto a su vez va a dar diferentes tonos en los periquitos, y en la línea verde están:

  • Verde césped, sin algún aspecto de oscuridad.
  • Verde laurel, un aspecto de oscuridad.
  • Verde oliva, dos componentes de oscuridad.

En la línea azul tenemos:

  • Azul cielo, sin aspecto de oscuridad.
  • Azul cobalto, un aspecto de oscuridad.
  • Azul malva, dos componentes de oscuridad.

Componentes de color

Además de los componentes de oscuridad hay dos componentes de color, el gris y el violeta que tienen la posibilidad de estar presentes tanto cuando se habla de la línea verde como azul. En la línea verde los periquitos australianos con aspecto violeta no van a diferenciarse a simple vista, requerirían de más cuidado en la observación y los de que llevan el aspecto gris toman un color como mostaza.

En la línea azul los periquitos australianos con aspecto violeta se verían violetas y los que llevan el aspecto gris se verían grises. Los periquitos australianos grises van a tener las gulares de color gris y los periquitos australianos violetas las van a tener de un color violeta muy oscuro.

Periquitos australianos ¿cómo saber si es hembra o macho? ¿diferencia?

Los periquitos australianos son aves que se caracterizan por ser amables y sociales, además de que tienen facilidad para adaptarse en ambientes domésticos.

Sin embargo hay que tomar en cuenta que es mejor tener dos aves a una sola, y es que los periquitos australianos no son buenos para tolerar la soledad.

Lo mejor es tener un macho y una hembra y en este artículo te vamos a dar información para que puedas distinguir a ambos.

Diferencias en los colores según el sexo

Una de las formas que tenemos para poder diferenciar el sexo de los periquitos australianos es el color.

Sin embargo y en contra de lo que muchos pueden pensar, no estamos hablando de las plumas, sino de la cera.

La cera es una membrana carnosa, misma que se encuentra en la parte superior del pico de las aves.

En el caso de los periquitos australianos, los machos tienen la cera azul o rosada.

Hablando de las hembras, el color de la cera es blanco-azulado o bien marrón y hay que tomar en cuenta que cuando es tiempo de apareamiento este color se intensifica.

Palpación del periquito para conocer si es macho o hembra

Otra de las formas que permiten conocer si se trata de un periquito macho o hembra, es mediante la palpación.

Este método es muy complejo y no se recomienda hacer por personas que no tienen experiencia.

Para hacerlo hay que tomar en cuenta que las hembras tienen una cavidad que tienen las hembras y que les permite el paso de los huevos.

En el caso de los machos, no la tienen y para poder palpar esta cavidad hay que tocar abajo del vientre con mucho cuidado.

Diferencias entre el carácter de los periquitos australianos

Hablando de su comportamiento también podemos notar diferencias entre ambos animales, en el caso de los machos son más tranquilos y sociables y su canto es más largo y frecuente.

Las hembras por el contrario son más ariscas y agresivas, su canto es corto e intermitente y tienen un comportamiento más destructivo.

¿Qué comen los periquitos australianos aparte de alpiste?

Los periquitos australianos se alimentan principalmente de alpiste y mijo, lo más normal es ir a la tienda y buscar alimento para estas hermosas aves.

Sin embargo puede surgir la duda, si puedes darle otros alimentos a los periquitos australianos a parte de alpiste, por eso te vamos a dar información en esta página web, relacionada al tema.

¿Que otros alimentos puedo darle a mis periquitos australianos?

Frutas y verduras

Una de las cosas que ellos pueden comer es lechuga, esta la debes de lavar bien para evitar que tenga restos de algún pesticida.

También tienes que esperar a que esté a temperatura ambiente, si es que la sacaste de la nevera, ya que son animales sensibles y pueden enfermarse si no tienes cuidado con estos aspectos.

Hablando de las frutas, les gusta mucho y puedes darle casi cualquier cosa sin que se te ocurra, sin embargo siempre hay que tener cuidado con algunas frutas.

Entre las frutas que pueden comer está la manzana, la pera, o la sandía, arándanos, cerezas, fresas, mandarinas, melocotones, melón, naranjas, piñas, plátanos o uvas.

Entre las verduras que pueden comer están las acelgas, apio, berenjenas, espinacas, guisantes, hinojo, mazorcas frescas de maíz, pepino y zanahorias.

No olvides los minerales

También están los minerales, lo que no puede faltar en la jaula de tus periquitas es un hueso de sepia o jibia, una piedra de calcio o grit.

En el caso del hueso de sepia y la piedra de calcio, les servirá para hacer acopio de minerales y limarse el pico.

La piedra de grit es arena gruesa con pequeños trozos de concha y pequeñas piedras, esta sirve para ayudar en la digestión de las aves, ya que no poseen dientes.

Conclusiones y dieta base

Resumiendo la alimentación, lo principal es el agua y el alpiste y nunca tiene que faltar el vital líquido.

Sumado a esto se les puede dar frutas y verduras en días alternos o alguna barra tipo golosina o vitaminada especial para estas aves.